FREE FIRE, EL VIDEOJUEGO EN LÍNEA CON EL QUE CÁRTELES SECUESTRAN A MENORES DE EDAD

Adolescentes privados de su libertad por cárteles para enlistarlos en el crimen organizado

La Fiscalía General de Jalisco habló por primera vez de esta modalidad cuando una niña de 13 años fue contactada por un hombre que conoció en la plataforma.
   En su boletín del 30 de noviembre del 2020, la dependencia informó que el sujeto contactó mediante el juego en línea “Free Fire” a la adolescente.
  
   Envió dinero para que su víctima se trasladarse hasta Guatemala.
  
   Sin embargo, Alejandra fue localizada y se entregó sana y salva a sus familiares.
  
   De jugar Free Fire a trabajar en el cártel
   Un nuevo caso ocurrió el pasado 8 de octubre de este año, la víctima fue una joven que estuvo desaparecida.
  
   Los familiares relataron que un hombre la llevó a Tepic, pero usó como gancho ‘Free Fire’; le prometió dinero a cambio de conocerla.
  
   Con engaños fue privada de su libertad, según explicó Gerardo Octavio Solís, titular de la dependencia.
  
   Tras presentar la denuncia, se montó un operativo especial en colaboración con las autoridades de Nayarit para poder dar con su paradero y afortunadamente se logró dar con ella, además ya fue entregada a su familia.
  
   La sorpresa fue mayor al saber que varios adolescentes de Oaxaca fueron raptados por una organización criminal que pretendía reclutarlos.
  
   Aparentemente los jóvenes mantenían contacto con los criminales a través del chat del juego; concertaron una cita y fueron a la reunión en un centro comercial.
  
   En el lugar se encontraba una joven que los invitó a jugar para competir entre amigos; el supuesto amigo dijo que ganarían mucho dinero. Un joven se despidió de su familia y fue así como las autoridades comenzaron a investigar el paradero del grupo.
  
   La Fiscalía de Oaxaca mencionó que los trasladaron a la terminal de la ADO; así como otros lugares en Ciudad de México, pero ya contaban con boletos para volar a Monterrey, Nuevo León. El grupo les quitó sus celulares y fueron encerrados en una casa; uno de los jóvenes logró prender su equipo y gracias al GPS los hallaron sanos y salvos.
  
   Al recabar información, se dieron cuenta que un grupo criminal pretendía reclutar a los jóvenes para convertirlos en sicarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Adquiere el libro

Un viaje a través de la historia del periódico Guía.

Notas recientes:

Colegio Fray Jacobo Daciano

Gracias por visitarnos