Suplemento Cultural

Contenido

De mi cosecha

CIENCIA Y ÉTICA MUNDIAL

Un camino posible
Anselm Grüm
Selección de A. Sahagún

Armonía interior

Un camino posible

Akedia – la incapacidad de estar en calma

Akedia es la incapacidad de estar en el instante, de aceptar lo que sucede en ese momento.

+++

Akedia es la incapacidad de aceptar el momento y estar en el presente. Pero los culpables de que a uno no le vaya bien son siempre los otros. Si mi colega no fuera tan difícil, me iría mejor. Si mi casa no fuera tan oscura, me sentiría más agusto. Si mi media no fuera tan estrecha, no estaría disconforme.

+++

Uno se revela contra todo, contra las personas con las que uno vive, contra el lugar en el que habita, contra el tiempo, contra el programa televisivo, contra la ropa que tiene puesta; inclusive contra el propio cuerpo que no es como le gustaría. 

+++

Siempre soy la víctima. La culpa es siempre de los demás. Pero así nunca se logra la calma.

+++

Evagrius designa también a la akedia como atonía del espíritu. Es falta de tensión y relajación. El hombre ha perdido una tensión sana (eutonía). Carece de forma y de tensión. Por dentro y por fuera se deshace. Anda errante. Sus movimientos son inquietos. El medicamento para la akedia es entonces el cuidado en todo lo que se realiza. El cuidado genera otra vez una sana tensión en el hombre, la eutonía.

+++

El palabrerío y la curiosidad son dos formas de expresión de la akedia ampliamente difundidas en la actualidad. El palabrerío es el opuesto de la conversación. Uno no escucha. No puede desarrollar un auténtico diálogo. Cambia de tema permanentemente. Habla sólo de cosas intrascendentes, en lo posible sobre otros para desviar la atención de sí mismo.

+++

El hombre “experimenta su interior como vacío, sordo y mudo; no tiene nada relevante que decir y oculta esta condición detrás de un palabrerío cada vez más intenso. El palabrerío da la impresión de saber de todo así como sumo interés, y sin embargo carece de fundamento.” A través del palabrerío uno parece estar en relación con los demás. Pero en realidad sólo se manifiesta así la incapacidad de una relación real, sino que se la elude mediante un palabrerío superficial.


Everildo

EVERILDO GONZÁLEZ ÁLVAREZ

LOS ILUSTRES NO DESCONOCIDOS DE ZAMORA

FRANCISCO PLANCARTE Y NAVARRETE

Hoy vamos a conocer a un personaje muy zamorano pero que es poco conocido, no recuerdo haberlo escuchado e ignoro si alguna calle de Zamora lleve su nombre, vaya es de esos ilustres que por alguna razón no se les ha dado a conocer pero, que a través de estas páginas vamos a conocer su vida.

Francisco Plancarte y Navarrete nació en la ciudad de Zamora, Michoacán, un 21 de octubre de 1856 y murió en la ciudad de Monterrey, Nuevo León el 2 de julio de 1920, fue el primer obispo de la diócesis de Campeche, el segundo de la diócesis de Cuernavaca y el cuarto de la diócesis de Linares. Se interesó en la arqueología e historia de México, fue escritor y académico.

Fue un hombre que gustó del estudio, del leer y fue así como recibió las primeras enseñanzas por parte de su tío Antonio Plancarte y Labastida en su ciudad natal, o sea, en Zamora. En 1870, a la edad de trece años, viajó a Roma para estudiar en el Pontificio Colegio Pio Latino Americano. Diez años más tarde, a la edad de 23 años, fue ordenado sacerdote por el cardenal Raffaele Monaco La Valletta. Obtuvo un doctorado en Filosofía, Teología y Derecho canónico y aprendió a hablar latín, griego, hebreo, inglés, francés e italiano. Viajó por Tierra Santa y regresó a México en 1883.

Pero también fue una persona que gustó de enseñar y fue profesor y rector del Colegio de San Luis en Jacona, lugar en donde comenzó a formar una colección de piezas arqueológicas, especialmente de la cultura purépecha. Fue profesor y vicerrector del Colegio de San José en Tacuba y profesor en el Seminario de México. En 1892 era cura de Tacubaya, durante el marco de la Celebración del IV Centenario del Descubrimiento de América viajó a Madrid en donde presentó su colección arqueológica, por lo que fue nombrado caballero de la Orden de Isabel la Católica.

Fue nombrado primer obispo de Campeche el 17 de septiembre de 1895 por el papa León XIII, tomando posesión de la diócesis el 26 de noviembre de 1896. En 1898, fue preconizado obispo de Cuernavaca en donde fundó el Colegio Santa Inés. Fue arzobispo de Monterrey de 1912 a 1920. Durante la época de la Revolución mexicana fue desterrado, por tal motivo, vivió en La Habana, San Antonio y Chicago.

Regresó a México en mayo de 1919, fue nombrado miembro fundador de la Academia Mexicana de la Historia, se le asignó el sillón 2. En su colección arqueológica destacan algunas figurillas con rasgos olmecas, las cuales fue descubriendo a lo largo de su vida en Hidalgo, Chalco, Ameca, Tlayacapan y en la zona norte del actual estado de Morelos. Murió el 2 de julio de 1920.

Algunas de sus obras publicadas son: Apuntes para la geografía del Estado de Morelos, en 1909.

Tamoanchán: el estado de Morelos y el principio de la civilización en México.

Colección de documentos inéditos y raros para la historia eclesiástica mexicana.

Antonio Plancarte y Labastida, abad de Santa María de Guadalupe: su vida, sacada principalmente de sus escritos, en 1914.

Prehistoria de México, publicación póstuma en 1923.

Conocer su vida es darse cuenta que fue un gran hombre un gran ilustre no desconocido de nuestra ciudad Zamora.

LEER ES SABER, ES CONOCER, ES APRENDER

LEER NOS DA CONOCIMIENTOS



Poemas de ayer y hoy

Poemas religiosos sobre el fin del Año Litúrgico de la liturgia católica, que concluyó el día de ayer

1
Anunciaron ira divina,
que el cielo y la tierra calcina,
los profetas del Señor.
Yo temo al juicio severo,
al examen justiciero
del divino Redentor.
La trompeta, con sus sones,
llama a todas las naciones,
las convoca al tribunal.
Todos tiemblan por su suerte,
al retornar de la muerte
para el juicio universal.
Un libro será llevado,
donde figura anotado
todo lo que hay que juzgar.
Todo quedará patente
cuando en el trono se siente
el Rey del juicio final.
Oh Dios santo, el uno y trino,
llévanos por tu camino
a la patria celestial. Amén.
2
Recuerde el alma dormida,

avive el seso y despierte
contemplando
como se pasa la vida,
como se viene la muerte
tan callando;
cuán presto se va el placer,
como, después de acordado,
da dolor;
cómo, a nuestro parecer,
cualquiera tiempo pasado
fue mejor.
Pues si vemos lo presente
cómo en un punto se es ido
y acabado,
si juzgamos sabiamente
daremos lo no venido
por pasado.
No se engañe nadie, no,
pensando que ha de durar
lo que espera
más que duró lo que vio,
pues que todo ha de pasar
por tal manera. 
3
Me ha calentado el sol ya tantos años
que pienso que mi entraña está madura
y has de bajar, Señor, para arrancarme
con tus manos inmensas y desnudas.
Pleno y dorado estoy para tu sueño;
por él navegaré como una luna
que irá brillando silenciosamente,
astro frutal sobre tu noche pura.

Una nube vendrá y acaso borre
mi luz para los vivos y, entre lluvia,
zumo dulce de ti, te irá cayendo
la savia de mi ser, como una música.
Será que estaré muerto y entregado,
otra vez, a la tierra de las tumbas.
Pero, sangre inmortal, mi roja entraña
de nuevo quemará tu luz futura. Amén.
4
¿Qué diré yo, miserable,
quién me será favorable,
si el justo tiene temor?
Rey sublime y majestuoso,
si a todos salvas piadoso,
sálvame por tu bondad.
Recuerda, Dios, que mi vida
fue causa de tu venida;
aquel día, ten piedad.
Por buscarme, te has cansado;
por salvarme, te han clavado;
¿será vana tu pasión?
Justo juez, por tu clemencia,
haz que logre tu indulgencia,
haz que alcance tu perdón.
De mis ojos brota el llanto,
de mis culpas yo me espanto;
oh Señor, perdón, piedad.

Oh Dios santo, el uno y trino,
llévanos por tu camino
a la patria celestial. Amén.
5
Nuestras vidas son los ríos
que van a dar en la mar,
que es el morir:
allí van los señoríos
derechos a se acabar
y consumir;
allí los ríos caudales,
allí los otros medianos
y más chicos;
y, llegados, son iguales
los que viven por sus manos
y los ricos.
Dejo las invocaciones
de los famosos poetas
y oradores;
no curo de sus ficciones,
que traen hierbas secretas
sus sabores.
Aquél sólo me encomiendo,
aquél sólo invoco yo
de verdad,
que, en este mundo viviendo,
el mundo no conoció
su deidad. Amén.
6
¿Morirás, muerte, conmigo
cuando el encuentro concluyas?

¿Como un río de aleluyas
me encontraré en ti al amigo
o al desamor enemigo?
¿Me encontraré la hermosura,
o la nada hueca y dura?
¿Me encontraré con la vida,
o contigo, siempre herida,
siempre muerte, siempre oscura?
Cuando llegues a mi puerta,
quiero ir a ti, como al mar
entra el río hecho cantar,
toda mi sed a ti abierta,
por no fatigar, incierta,
mi impaciencia enamorada.
Ni una lágrima salada
de mis pupilas asome:
¡y el silencio baje y tome
mi herida voz deslumbrada! Amén.
7
Si salvaste a Magdalena
y al ladrón de eterna pena,
tú serás mi salvador.
De tu amor yo no soy digno,
mas tú, Señor, sé benigno,
no arda yo en fuego eternal.
Líbrame de todo daño,
admíteme en tu rebaño,
a tu diestra, sacro Rey.
Librado ya del averno,
sé mi guía al gozo eterno,

a tu dulce corazón.
Puesto, Jesús, yo de hinojos,
con lágrimas en los ojos,
te pido la salvación.
Cuando el reo vaya al juicio,
por tu muerte, sé propicio,
por tu vida, Salvador.
Oh Dios santo, el uno y trino,
llévanos por tu camino
a la patria celestial. Amén.
8
Este mundo es el camino
para el otro, que es morada
sin pesar;
más cumple tener buen tino
para andar esta jornada
sin errar.
Partimos cuando nacemos,
andamos mientras vivimos,
y llegamos
al tiempo que fenecemos;
así que cuando morimos
descansamos.
Este mundo bueno fue
si bien usásemos de él
como debemos,
porque, según nuestra fe,
es para ganar aquel
que atendemos.
Aún aquel Hijo de Dios,

para subirnos al cielo,
descendió
a nacer acá entre nos,
y a vivir en este suelo
donde murió. Amén
9
Si eres, muerte, lo más mío
y mi vida lo más tuyo,
si con instantes construyo
mi tumba, hueco de frío,
si ensaya mi desvarío
morir mi muerte en el sueño,
¿me empeñaré en otro empeño?
¿Estaré, muerte, maduro
para el instante inseguro
de adueñarme de tu ensueño?
Ayer helado castigo;
hoy, eres llama y corona
y espiga que se abandona
doblada por el amigo.
En la cruz, eres testigo
de la vida y del amor.
Y, cual torbellino en flor,
eres júbilo llorando,
eres himno asilenciado,
eres oscuro esplendor. Amén.
10
Muerte, puerto de mi vida,
vida que en mi muerte estás,
como no sé si vendrás
de luna o de sol vestida,
muriendo estoy en mi vida,

viviendo en ti, muerte, estoy;
pues, siendo lo que no soy
y anhelando al que siempre es,
con la inquietud de tus pies,
hacia sus riberas voy.
Tengo contigo una cita
desde siempre, desde Dios;
sólo una señal: adiós
—sobre el corazón escrita—,
es la palabra inaudita
que digo a todas las cosas.
y cunas, tálamos, fosas
—claro silencio escondido—,
de adioses el pecho herido,
dicen adiós a las rosas. Amén.

Compartiendo

María Teresa Morfín 

Los elefantes

Los elefantes son animales a los que yo catalogaría, como hacen los hindúes con los delfines, como personas no humanas, por sus capacidades mentales, su sensibilidad y su organización social. Aún cuando son originarios de Asia y África, tienen un significado especial para la gente de todo el mundo. En muchos lugares se piensa que traen buena suerte, y son particularmente amables con los seres humanos. Actualmente los elefantes son una especie amenazada, a pesar de que hay muchas instituciones como WWF (World Wildlife Fund) que están haciendo todo lo posible por ayudar a conservarlos.

Según el portal de WWF, los elefantes son grandes ingenieros de los ecosistemas y ayudan a mantener el equilibrio de la biodiversidad en los ecosistemas que comparten con otras especies. Sus principales enemigos son los cazadores furtivos y legales, los dueños de circos y zoológicos, además de las personas de las propias comunidades que entran en conflicto con estos seres magníficos. La mayor amenaza para los elefantes es la caza furtiva, que alimenta el tráfico ilegal del marfil. Yo no puedo entender cómo alguien caza un ser de tan enorme magnitud y tan admirables capacidades, solamente para apropiarse de sus colmillos, que después de ser tallados van a formar parte de los adornos de las casas de coleccionistas en el otro lado del mundo.

Los elefantes son una familia de mamíferos placentarios del orden Proboscidea. Entre los géneros extintos de esta familia están los mamuts. Los elefantes actuales son los animales terrestres más grandes que existen en la actualidad. Al nacer pesan alrededor de 118 kilogramos. Viven de cincuenta a sesenta años, aunque hay registros de edades máximas de ochenta y dos años. El elefante más grande que se ha cazado y que se ha registrado pesó 11,000 kilogramos y tenía una altura de 3.96 metros en la cruz. 

El cerebro de los elefantes es el más grande de los mamíferos terrestres y pesa aproximadamente 5 kilogramos. Los elefantes tienen varios compartimentos asociados a la inteligencia como el duelo, el altruismo, la adopción, el juego, el uso de herramientas, la compasión y el autorreconocimiento. Por su inteligencia pueden estar a la par con otras especies inteligentes como los cetáceos y algunos primates. Las áreas más grandes de su cerebro están dedicadas a la audición, al gusto y a la movilidad.

Los elefantes actuales se clasifican en dos géneros distintos: Loxodonta, elefantes africanos, y Elephas, elefantes asiáticos. Actualmente se discute si es una sola especie o son dos especies distintas. Entre los elefantes asiáticos y los africanos hay varias diferencias: Los asiáticos son más pequeños que los africanos, y sus orejas son más pequeñas y rectas en la parte inferior. Sólo algunos elefantes asiáticos machos tienen colmillos, mientras que los africanos, tanto hembras como machos tienen colmillos. En África existen dos subespecies de elefantes, el elefante de la sabana y el elefante del bosque, además de cuatro subespecies extintas. El de la sabana está catalogado como “en peligro”, y el del bosque “en peligro crítico”. 

Los elefantes del bosque y de la sabana también son diferentes, los del bosque son más pequeños, sus colmillos son más rectos y apuntan hacia abajo, y tienen orejas más redondeadas. Esas diferencias en su cuerpo y en su hábitat hacen que los peligros que los amenazan en ecosistemas diferentes, también sean distintos.

Entre las especies asiáticas una con tres subespecies que todavía viven: el de Shri Lanka, el indio y el de Sumatra, y dos extintas, y 17 subespecies extintas.

Los elefantes tienen una prolongación nasal muy desarrollada, con gran movilidad y sensibilidad. Es la fusión de la nariz y el labio superior. La trompa tiene más de 40,000 músculos, mientras que el humano tiene 600 músculos en todo su cuerpo. Con la trompa pueden distinguir formas y texturas al tocar algo. Los elefantes utilizan sus trompas para succionar y beber agua, recoger objetos, emitir sonidos de alerta y saludarse entre sí. Los elefantes tienen el mejor olfato del mundo.

Sus colmillos, que son sus incisivos, pueden tener un uso dominante de izquierda o derecha, y sirven para muchos propósitos. Con ellos protegen la trompa, mueven y levantan objetos, recolectan alimentos y remueven la corteza de los árboles. También los usan para defenderse. En épocas de sequía los utilizan para cavar agujeros y encontrar agua subterránea. Una vez que el colmillo se rompe, se daña o se quita, ya no vuelve a crecer.

Con sus colmillos los elefantes abren camino y marcan árboles para señalar su territorio. También pueden escarbar, atacar y defenderse con ellos. Los colmillos son una fuente importante de marfil, que se ha utilizado desde tiempos inmemoriales para fabricar obras de arte. Actualmente está prohibido cazar elefantes, pero no existen los recursos necesarios para conseguir que se cumplan las leyes, y se siguen comercializando los colmillos en el mercado negro. Toda la caza de elefantes en nuestro tiempo es ilegal, y es feroz, incontrolada. Los colmillos pueden pesar hasta 120 kilogramos y tener hasta 3 metros de longitud, aunque en general miden menos de un metro. 

Los elefantes tienen unas orejas enormes, más grandes en los elefantes africanos que en los asiáticos. Su principal función es la regulación de la temperatura, ya que disipan el calor a través de una enorme red de vasos capilares que permiten el enfriamiento de la sangre. Con sus oídos pueden percibir sonidos infrasónicos hasta de cinco hertz, que son inaudibles para los humanos, y con esta facultad pueden comunicarse con individuos que están a grandes distancias. Los elefantes distinguen esos sonidos con sus patas antes de que lleguen a sus oídos, debido a que el sonido se propaga a una velocidad mayor en el suelo que en el aire. Gracias a ese desfase de información, el elefante puede estimar la distancia a la que se encuentran otros elefantes.

Los elefantes se alimentan casi exclusivamente de hierbas y cortezas de árboles y algunos arbustos. Pueden llegar a comer hasta doscientos kilogramos en un día. Un macho adulto puede llegar a pesar 7500 kilogramos. Los elefantes producen una amplia gana de sonidos, con los que expresan diversas emociones. El barrito es el sonido que hacen cuando están asustados. Hay muchos estudios que indican que los elefantes son inteligentes y conscientes de sí mismos. La destrucción de estas especies y sus hábitats me hace pensar que, como en el caso de los cetáceos, estamos a punto de perderlos antes de comprenderlos en plenitud. Sería maravilloso conocerlos, comprender sus costumbres y sus hábitos, y tener la capacidad de relacionarnos con ellos en un ambiente de paz.

La doctora Karen McComb, de la Universidad de Sussex en Kenia ha comprobado que los elefantes tienen muy buena memoria. En Kenia estuvieron estudiando las comunicaciones entre elefantes del Parque Nacional Amboseli, y concluyeron que estos paquidermos eran capaces de reconocer la llamada de más de cien individuos diferentes. Este descubrimiento nos habla de la complejidad de su red social. 

Otros estudios dirigidos también por la doctora McComb demuestran que los elefantes pueden reconocer los restos de cadáveres de elefantes de su misma especie, y que distinguen a los miembros de su manada por su olor. Cuando se encuentran con estos restos les rinden un homenaje póstumo tocándolos con sus trompas y pezuñas. Son totalmente indiferentes a los restos de otros animales.

Los cerebros de los elefantes son comparativamente más grandes con respecto a la masa corporal que los de los cetáceos. Sus cerebros son similares a los humanos en estructura y complejidad, por ejemplo, el córtex del elefante tiene la misma cantidad de neuronas que un cerebro humano. Sus características más importantes de inteligencia son la conciencia de sí mismos, la memoria y el lenguaje, además parece que tienen la capacidad de señalar y una amplia gama de comunicación no verbal. Los elefantes se ayudan entre sí, y ayudan a otras especies, incluyendo a los humanos, cuando se encuentran en peligro. Los elefantes evitan lastimar a los seres humanos.

Los elefantes utilizan sus trompas como brazos para manejar herramientas. Se les ha visto cavar agujeros en el piso para tomar agua, y luego arrancar la corteza de un árbol, masticarla como balón, tapar el agujero con ella y cubrirlo con arena para evitar la evaporación. También utilizan ramas para alejar moscas o para rascarse, y también se les ha visto arrojar rocas sobre cercas eléctricas para destruirlas y cortar la electricidad. También se ha observado a elefantes asiáticos destruir cercas eléctricas con troncos y remover los cables con sus trompas para tener un paso seguro.

Como muchas otras especies, los elefantes pueden crear arte. Pueden sostener pinceles con sus trompas y crear pinturas que asemejan las de los impresionistas abstractos. En muchos zoológicos es común el arte de los elefantes, que se exhibe en galerías de todo el mundo. Los elefantes pueden distinguir melodías y tocar instrumentos diferentes. La Orquesta Elefante Tailandesa es un conjunto de elefantes que improvisa música en instrumentos hechos especialmente para ellos, con una mínima interacción con sus entrenadores. Los elefantes tienen una gran capacidad para jugar, y también para resolver problemas. Pueden reconocer su reflejo en un espejo.

Los elefantes tienen un período de gestación de 22 meses. Las hembras dan a luz cada cuatro o cinco años y cuidan a sus crías. Las manadas tienen estructuras sociales muy complejas, a la cabeza tienen a las matriarcas, y se conforman de grupos de hembras, adultos y crías, aunque los elefantes machos suelen vivir aislados o en pequeños grupos de solteros. Los grupos sociales de los elefantes del bosque son más pequeños, generalmente una hembra adulta y su descendencia. En los claros del bosque se reúnen grupos más grandes por la abundancia de recursos.

Los elefantes crean caminos a través de los bosques, y así permiten que otras especies transiten por ellos. A través de su digestión, los elefantes distribuyen muchas semillas de árboles y de arbustos que pasan por su tracto digestivo antes de poder germinar. Cuando la pisada de un elefante se llena de agua, se transforma en un ecosistema en el que viven renacuajos y otros organismos. 

La organización WWF está ayudando a las comunidades a gestionar el conflicto entre humanos y elefantes a través de varios métodos como el uso de elementos para disuadir a los elefantes para mantenerse fuera de los campos agrícolas, la adaptación de las prácticas agrícolas y la creación de corredores de vida silvestre para facilitar el desplazamiento de los elefantes fuera de los espacios ocupados por los humanos.

Los elefantes  han sido utilizados históricamente por los humanos de muchas maneras. Se les empleó en la guerra de muchas formas, armándolos para atacar al enemigo. También se les ha utilizado ampliamente en los circos y en los zoológicos, en la agricultura y como medio de transporte. Actualmente en muchos países del mundo, como en Tailandia, se han construido santuarios para cuidar a los elefantes liberados.

Ningún elefante merece vivir en cautiverio, dice la Fundación Franz Weber. Dice también que las necesidades de los animales no pueden satisfacerse de ninguna manera en los circos. Tampoco deberían exhibirse en un zoológico, en donde llegan a pasar décadas en cautiverio. Además de que sus recintos son muy pequeños, de que no tienen libertad para moverse, de que los cambian mucho de lugar, los elefantes sufren de maltrato para obligarlos a comportarse de determinada manera, y son separados de su red social. 

Esta fundación está intentando trasladar a elefantes en cautiverio, como Mara que fue trasladada a un santuario de elefantes en Brasil: el Global Sanctuary for Elephants, en mayo de 2020. Poco después, en 2022 las dos elefantas asiáticas, Pocha y su hija Guillermina, fueron trasladadas del Ecoparque de Mendoza, Argentina, al santuario de elefantes de Brasil. La FFW está trabajando para llevar a todos los elefantes cautivos de Argentina al santuario de Brasil. También se está intentando limitar o prohibir el traslado de animales salvajes en los circos. Los elefantes cautivos viven 40 años menos que los que están en estado salvaje.

¿Qué podemos hacer para ayudar a los elefantes? Yo creo que ir a visitarlos a los circos o a los zoológicos es un error. No debemos fomentar el cautiverio de ningún animal, pero particularmente de los que se consideran especies en peligro. En Tailandia, algunos países de África y Brasil hay santuarios. Algunos santuarios se sostienen de los fondos que aportan personas que van a convivir con los elefantes para acariciarlos, alimentarlos, jugar con ellos y hasta bañarlos. Pero esos elefantes viven en condiciones muy diferentes a las de los zoológicos: tienen suficiente espacio, una vida social aceptable, y sobre todo, libertad.

Los elefantes son unos seres asombrosos… ¡¡¡Protejámoslos!!!



Salud

Consejos diarios para una buena higiene oral

La práctica de una buena higiene oral ayuda a prevenir muchas de las enfermedades bucales más frecuentes. Te contamos qué debes hacer cada día.

Practicar una buena higiene oral ayuda a prevenir muchas enfermedades en la boca. Con esto se evita incomodidad, dolor, complicaciones y tratamientos complejos y caros.

Ocuparse del cuidado de la salud bucodental es fundamental para que la boca pueda cumplir sus funciones con normalidad. Una dentadura sana te permitirá morder, hablar, comer y sonreír sin problemas.

No se trata solo de cuidar la apariencia y lucir una sonrisa bonita para generar una mejor imagen. El descuido puede traer problemas de salud serios.

Una buena higiene oral ayuda a eliminar y controlar el acúmulo de placa bacteriana. Así, se previenen sus efectos nocivos sobre los dientes y las encías y las consecuentes enfermedades orales.

A continuación, te contamos los 8 consejos que deberás tener en cuenta cada día para una buena higiene oral. Conocer qué hacer, cómo, cuándo y con qué productos te permitirá disfrutar de tu sonrisa sin problemas.

1. Cepilla tus dientes de manera correcta

La forma en que te cepillas los dientes tiene mucho que ver con la salud de tu dentadura. Puede que creas que mover el cepillo en tu boca un rato es suficiente. Pero no tomarse el tiempo necesario, hacerlo de manera desordenada y no llegar a todas las zonas de la cavidad bucal puede ocasionarte problemas.

Por eso, a la hora de realizar una buena higiene oral, es importante tomarse el tiempo suficiente para realizar esta tarea de manera correcta. El cepillo dental debe colocarse de manera inclinada, formando un ángulo de 45° con las encías, apoyando las cerdas sobre la unión de los dientes y el tejido gingival.

Los movimientos deben ser suaves pero firmes y han de procurar limpiar y barrer todas las superficies dentarias de todos los elementos que se encuentren en la boca. Por lo tanto, hay que cepillar las caras internas, las externas y las de masticar, de las piezas de arriba y de las de abajo.

Para limpiar las superficies internas de los dientes anteriores, el cepillo se coloca en sentido vertical y se realizan movimientos hacia arriba y abajo. Para asegurarnos que el cepillado es suficiente, todo el proceso debe tomarnos al menos 2 minutos.

Con estos movimientos de barrido buscamos eliminar la placa bacteriana. Si esta película de bacterias y residuos no se limpia, se acumula y se endurece formando sarro, causando caries, gingivitis y mal aliento.

2. Limpia tu boca con frecuencia

Lo ideal es que higienicemos nuestra boca 2 veces al día, tal como lo sugiere la Asociación Dental Americana (ADA). En algunos pacientes con mayor riesgo de patologías orales o que usan aparatos de ortodoncia, es preferible que limpien sus dientes después de cada comida.

El cepillado de la mañana, al comenzar el día, ayuda a eliminar la placa que se acumula durante la noche, cuando la producción de saliva es menor y las bacterias proliferan más. Con este primer cepillado empezarás tu día con la boca limpia y el aliento fresco.

La higiene bucal de la noche, antes de ir a dormir, también es muy importante. Cepillarse los dientes antes de acostarse elimina la placa bacteriana que se acumuló a lo largo del día.

3. No te excedas

Una limpieza exagerada, muy frecuente, demasiado larga o con mucha intensidad puede resultar contraproducente. Cepillar los dientes de más o con mucha fuerza y presión puede desgastar el esmalte que se encarga de proteger la dentadura.

El esmalte es un tejido dentario muy fuerte, capaz de proteger a los dientes de todo lo que sucede dentro de la boca. Comer y beber alimentos a diferentes temperaturas y con distintas texturas, masticar y comenzar el proceso digestivo sin inconvenientes en la dentadura, es posible gracias a esta capa mineral.

Pero si los dientes pierden su capa más superficial, la dentina subyacente queda expuesta. Este tejido no está preparado para el contacto con el exterior, lo que podría originar problemas de sensibilidad o dolor.

El cepillado muy intenso también puede lesionar las encías. Al recibir una fuerza excesiva, el tejido gingival se retrae, dejando parte de la raíz del diente expuesta. Esto predispone a sufrir dolor, sensibilidad y caries de cuello.

4. Elige el cepillo adecuado para una buena higiene oral

Para realizar una buena higiene oral es necesario contar con los elementos adecuados. La elección del cepillo de dientes más apropiado para tu boca te permitirá llegar a todas sus zonas con facilidad y limpiarla de manera correcta.

Existen cepillos de dientes con distintos tipos de cerdas, formas y tamaños. Lo ideal es utilizar filamentos suaves para no dañar el esmalte y las encías.

El tamaño del cabezal no debe ser muy grande, para higienizar por partes cada sector de la boca. En cuanto a diseño, forma y material, dependerá de los gustos y necesidades de cada persona.

Los cepillos de dientes también se pueden diferenciar entre manuales o eléctricos. Ambos son capaces de realizar una adecuada higiene oral si se los utiliza bien. Aunque los eléctricos pueden facilitar el proceso en algunas personas.

Es importante recordar que el cepillo de dientes debe estar en buenas condiciones para cumplir su propósito. Ya sea eléctrico o manual, se recomienda renovarlos cada 3 meses o antes si las cerdas están abiertas o presentan signos de desgaste.

5. No descuides tu lengua

La limpieza de la lengua es otro aspecto fundamental a considerar a la hora de realizar una buena higiene oral. La placa bacteriana también se acumula en las irregularidades que presenta la superficie de este órgano.

La persistencia de bacterias y restos de comida en el dorso lingual puede provocar mal aliento y lengua saburral. Por eso es importante limpiarla cada día.

Lo ideal es contar con un limpiador de lengua. Se trata de un instrumento diseñado de manera especial para raspar la superficie lingual y eliminar todos los residuos que allí se acumulan.

No tener este accesorio no es motivo para descuidar la lengua. Si no contamos con él, se puede utilizar un cepillo de dientes apartado de manera especial para la limpieza del órgano.

Para limpiar la lengua se deben hacer movimientos de barrido de atrás hacia adelante, hasta llegar a la punta. Se repetirán una y otra vez, enjuagando en cada pasada el limpiador, hasta higienizar todo el órgano.

6. Elige pastas de dientes con flúor

Las pastas dentales son un buen complemento que ayuda a limpiar los dientes y prevenir muchas enfermedades de la boca. Las hay de diversos sabores y con compuestos diferentes, que les aportan beneficios específicos.

A la hora de elegir el mejor producto para tu boca, lo ideal es asesorarte con tu odontólogo. El profesional podrá indicarte la pasta más adecuada según tus necesidades.

De todos modos, lo ideal es que elijas un dentífrico que contenga flúor. Este elemento de la naturaleza es capaz de prevenir las caries, disminuir la proliferación bacteriana y reforzar la estructura dentaria.

7. Utiliza hilo dental todos los días

El uso del hilo dental es fundamental para realizar una buena higiene oral. Este elemento nos permite limpiar la zona entre diente y diente, donde las cerdas del cepillo no logran acceder.

El método más utilizado por los adultos consiste en cortar un trozo de hilo dental de 50 cm de largo y enrollarlo alrededor de cada dedo medio de ambas manos. Luego, haciendo presión con los dedos índice y pulgar, se pasa el hilo dental entre los dientes.

Se han de hacer movimientos de arriba hacia abajo para los dientes superiores y de abajo hacia arriba para los elementos inferiores, llegando hasta la línea de la encía. Se presiona contra la pared de uno de los dientes formando una C. Luego, se repite la limpieza, raspando el costado del otro diente del mismo espacio.

Esto se repite en cada uno de los espacios entre dientes de toda la boca. A medida que limpiamos, desenrollamos hilo sin usar de un dedo mayor y enrollamos la seda usada sobre el otro dedo mayor.

Para algunas personas, usar el hilo dental puede ser difícil, sobre todo en los niños. Pero no hay que darse por vencido. La práctica ayuda a adquirir la destreza que se necesita.

Además, existen aditamentos que facilitan su utilización, como los mangos portahilos. Consisten en instrumentos plásticos diseñados para sujetar el hilo y poseen una zona para agarrar y acceder cómodamente a cada espacio interdentario.

Algunos vienen con el hilo ya incorporado y son desechables. Otros requieren que se les coloque seda nueva cada vez que se utilizan.

8. Considera utilizar enjuague bucal para una buena higiene oral

Los enjuagues son un gran complemento a la hora de realizar una buena higiene bucal. Estos líquidos ayudan a limpiar áreas de la boca difíciles de acceder con otros métodos.

El enjuague se utiliza al finalizar la rutina de higiene oral, luego de haber cepillado los dientes, pasado el raspador lingual y el hilo dental. Se ha de llevar una medida del producto a la boca y hacerla circular por todos los tejidos sin tragarla.

El líquido se moviliza en la boca por el tiempo que indique el odontólogo o el fabricante. En general, suele ser alrededor de 1 minuto. Luego se escupe todo el producto.

Hay enjuagues bucales de distintos componentes que les aportan características especiales para diferentes necesidades orales. Siempre será el dentista quien recomiende el mejor producto a utilizar en cada boca.

Así, hay enjuagues con antisépticos que ayudan a reducir las bacterias, de mucha utilidad en pacientes con periodontitis. Otros contienen flúor para remineralizar los dientes y reducir el riesgo de caries o disminuir la sensibilidad.

También existen algunos enjuagues con efectos blanqueadores. Estos ayudan a conservar los resultados de los tratamientos de blanqueamiento dental.

Otros consejos para cuidar tu salud bucal

Los consejos que aquí compartimos te ayudarán a practicar una buena higiene oral todos los días. Pero existen otras cuestiones que también deberás atender para mantener tu boca saludable:

  • Beber abundante agua: beber agua con las comidas ayuda a eliminar restos de alimentos y mantener la cavidad bucal más limpia. Además, una boca hidratada y húmeda se protege mejor de las bacterias.
  • Llevar una dieta equilibrada: una alimentación nutritiva y saludable, con el aporte adecuado de vitaminas y minerales como calcio, flúor y fósforo, favorece la salud de dientes y encías.
  • Limitar los alimentos dulces y ácidos: reducir las ingestas de comidas muy azucaradas, ultraprocesadas o ácidas también beneficia la dentadura. Si quieres cuidar tu boca, considera disminuir el consumo de refrescos, dulces y bollería industrial.
  • Evitar el tabaco: fumar tiene efectos perjudiciales en todo el cuerpo y la boca no es la excepción. Dejar el cigarrillo siempre es una decisión que favorece a la salud.
  • Visitar al dentista al menos 2 veces al año: los chequeos y las limpiezas regulares, cada 6 meses, permiten mantener la boca saludable. En el caso de que aparezca alguna afección, detectarla y tratarla a tiempo mejora el pronóstico y evita tratamientos más invasivos e incómodos.

Los beneficios de una buena higiene oral

Tener una boca sana te permitirá sonreír con confianza y usar tu boca con normalidad. Morder, comer y hablar no serán ningún problema para ti.

Practicar una buena higiene oral no solo te hará sentir más a gusto y seguro de tu boca, sino que también te ayudará a evitar enfermedades que podrían causarte incomodidad, dolor y complicaciones. Si te ocupas de cuidar tu salud oral de manera adecuada, no tendrás que pensar en dientes negros o rotos, dolor al morder o mal aliento al hablar.

Con estos consejos para tener una buena higiene oral podrás atender a tu boca como lo necesita y beneficiarte con una sonrisa sana y bonita.


Pagidivertida

NOTITAS

Frentes fríos en México 2022-2023: Así cambiará el clima en el país

Los frentes fríos traerán nevadas, bajas temperaturas, caía da aguanieve, intensos vientos e incremento de oleaje en varias zonas del país. El estado del tiempo durante las temporadas de otoño-invierno, que abarcan la llegada de los frentes fríos, incluye un ambiente mucho más seco.

La Conagua detalla que en el periodo de septiembre de 2022 a mayo de 2023 se esperan temperaturas mínimas de entre 2 y 8 grados centígrados para las entidades del centro del país.

Los estados con mayores descensos de temperatura son Chihuahua, Ciudad de México, Durango, Estado de México, Puebla, Tlaxcala y Zacatecas.

Durante este período, las masas de aire frío provenientes de Canadá y Estados Unidos de América se desplazan a México y provocan descenso de temperatura y heladas en el norte y el centro del país, mientras que en el litoral del Golfo de México ocasionan intensos vientos del norte y oleaje elevado, lo que se conoce como norte.

Es por eso la importancia de cuidarnos, abrigándonos bien, no tomar cosas frías, ingerir alimentos con vitamina, etc.

Daniela Reyes Aguilar. 9 años

CONSEJO

Procura no pasar tantas horas frente a la TV, pues tanta luz desgastará tu vista.

Itzel Guadalupe Herrera Becerril. 13 años

CURIOSIDADES DEL MUNDO

¿Sabías que las mariposas tienen receptores de sabores en sus patas? 

Valentina Zamudio Estrada. 8 años

HUMOR

¿Cuál es el último animal que subió al Arca de Noé?

El Del-fin

¿Cuál es el colmo de Aladín?

Tener mal genio.

HABÍA UNA VEZ

EL COHETE DE PAPEL

Había una vez un niño cuya mayor ilusión era tener un cohete y dispararlo hacia la luna, pero tenía tan poco dinero que no podía comprar ninguno. Un día, junto a la acera descubrió la caja de uno de sus cohetes favoritos, pero al abrirla descubrió que sólo contenía un pequeño cohete de papel averiado, resultado de un error en la fábrica. El niño se apenó mucho, pero pensando que por fin tenía un cohete, comenzó a preparar un escenario para lanzarlo. Durante muchos días recogió papeles de todas las formas y colores, y se dedicó con toda su alma a dibujar, recortar, pegar y colorear todas las estrellas y planetas para crear un espacio de papel. Fue un trabajo dificilísimo, pero el resultado final fue tan magnífico que la pared de su habitación parecía una ventana abierta al espacio sideral.

Desde entonces el niño disfrutaba cada día jugando con su cohete de papel, hasta que un compañero visitó su habitación y al ver aquel espectacular escenario, le propuso cambiárselo por un cohete auténtico que tenía en casa. Aquello casi le volvió loco de alegría, y aceptó el cambio encantado. Desde entonces, cada día, al jugar con su cohete nuevo, el niño echaba de menos su cohete de papel, con su escenario y sus planetas, porque realmente disfrutaba mucho más jugando con su viejo cohete. Entonces se dio cuenta de que se sentía mucho mejor cuando jugaba con aquellos juguetes que él mismo había construido con esfuerzo e ilusión.

Daniela Camacho Lumbreras. 10 años

JUGUEMOS A

Judith Guadalupe Servín Espinoza. 10 años

De la cocina

Relleno para pavo tradicional

El relleno para pavo tradicional que te mostramos a continuación es perfecto para cocinar un pavo relleno al horno durante los días de Acción de Gracias y Navidad, aunque también es apto para cualquier otra celebración. Las recetas navideñas de toda la vida incluyen siempre alguna carne rellena, así que, si te animas a hacer uno de estos platos, pero no sabes en qué consiste el relleno de pavo, esta receta es para ti.

INGREDIENTES

  •  3 dientes de ajo
  • ½ cebolla
  •  250 gramos de carne molida
  •  ½ zanahoria
  •  1 apio
  •  150 gramos de almendras
  •  2 jitomates
  •  100 gramos de pasas
  •  100 gramos manzana o durazno deshidratada
  •  1 manzana
  •  2 cucharadas soperas de perejil
  •  1 pera
  •  1 taza de vino blanco
  •  1 pizca de sal
  •  1 pizca de pimienta

PREPARACIÓN:

Lava y corta finamente todos los ingredientes para empezar con la receta de relleno de pavo. Recuerda que los tomates y las frutas se deben pelar y desechar las semillas. Con respecto a la carne, procura que sea mitad de cerdo y mitad de res para obtener un relleno navideño más sabroso.

Saltea la cebolla con los ajos en aceite caliente. Mueve constantemente con una cuchara de madera hasta que la cebolla cambie de color, entonces añade la carne y revuelve bien.

Incorpora a la sartén el resto de los ingredientes, menos el vino. Mezcla para que los sabores se integren bien. Pasados 5 minutos, y cuando ya se hayan mezclado todos los ingredientes del relleno para pavo al horno, añade el vino y condimenta. Corrige la sazón si es necesario.

Cocina tu relleno de pavo navideño a fuego lento y deja que se consuma parte del vino. Retira del fuego y reserva.

Puedes utilizar este relleno de pavo tradicional para preparar otros platos de pollo relleno o cerdo, por ejemplo, todos ellos platos típicos navideños.