Breves: citas, visiones y alertas

Agenda Latinoamericana Mundial 2021

07 de noviembre

DANIEL INNERARITY, filósofo. Esto no es el fin del mundo, sino el fin de un mundo. Lo podemos definir en tres grandes categorías: el de la información precisa que elimina la incertidumbre, el mundo de los seres invulnerables y el de la autosuficiencia de los estados, esta suficiencia masculina de los sujetos que no cuidan los unos de los otros. Estábamos avisados de que este mundo se acababa… El político ha de escuchar las razones de los científicos y actuar con criterios de oportunidad en relación a la gente. La democracia no es un sistema en que manden los expertos…. Lo que sucede es que antes de dar una orden, el gobernante escogido por la gente ha de escuchar a los expertos. Los modelos de justificación y legitimación de las decisiones políticas cambiarán después de crisis como ésta.
  
   LUIS GONZÁLEZ, químico. El coronavirus no es el factor que va a provocar el colapso de nuestro orden social, pero puede ser el que lo desencadene en un contexto de múltiples vulnerabilidades del sistema (crisis energética, climática, material, de biodiversidad, de desigualdades, agotamiento de los espacios de inversión, deslegitimación del Estado, etc.). La tecnología tiene múltiples límites. Uno central es que para su desarrollo necesita grandes cantidades de materia y energía,… hemos tenido a nuestra disposición grandes cantidades de energía que, transformada en
   tecnología, nos ha permitido sortear estos desafíos. Esta disponibilidad energética -y por ello tecnológica-abundante va a dejar de ser una realidad para siempre.
  
   THOMAS PIKKETTY, economista. Un impuesto sobre el capital privado es crucial para combatir las crecientes desigualdades, pero también sería una herramienta útil para resolver la crisis de la deuda pública con contribuciones de cada uno según su riqueza. Ese sería el ideal, difícil pero indispensable de conseguir. En el corazón de todas las grandes revoluciones democráticas del pasado ha habido una revolución fiscal y lo mismo sucederá en el futuro….La opacidad fiscal y los paraísos fiscales deberían ser un asunto tan apremiante o más que el cambio climático… De hecho la distribución de la riqueza es demasiado importante como para dejarla en manos de los economistas, los sociólogos o los historiadores. Es algo que interesa a todo el mundo y es bueno que cada vez haya más interés.
  
   IOLANDA FRESNILLO, socióloga. Máster en cooperación y desarrollo. En un escenario de crecientes fenómenos climáticos extremos, solo un estado del bienestar fuerte, sistemas de protección social suficientes y un tejido comunitario y socio-económico resiliente, nos permitirá hacer frente a la vulnerabilidad creciente….Es el momento de poner en valor los beneficios de una nueva economía de circuito corto, que produzca bienes y servicios que respondan a las necesidades de las personas y no a las posibilidades de rentabilidad de una inversión; una economía ecofeminista que respete los límites materiales del planeta, eliminando la dependencia de los combustibles fósiles y reduciendo las emisiones al mínimo, y que ponga en valor y democratice las tareas de cuidado y reproducción; una economía desfinancierizada, en la que las instituciones financieras, públicas y cooperativas, dejen de responder a la dinámica especulativa y estén al servicio de la economía productiva y reproductiva.
  
   ANTONIO TURIEL, físico matemático. Vamos a una gran crisis económica, y mucha gente quedará en el paro: es esto sobre lo que tenemos que trabajar. Pero es concebible hacer un esfuerzo de autocontención, algo que se nos ha repetido por activa y por pasiva
   que, simplemente, no se podía hacer. No era verdad: sí que se puede hacer, como estamos viendo… Es importante explicar que el decrecimiento es la única posibilidad de supervivencia de la Humanidad… Comenzamos ahora una nueva etapa de la Historia, y
   cuanto antes lo comprendamos y empecemos a adaptarnos mejor nos irá.
  
   JUDIT BUTLER, filósofa. La justicia tiene que ser pensada más equitativa y radicalmente. Se necesitan nuevas nociones de justicia sexual o económica. También hay que extender la justicia a ámbitos de la vida que no han sido tomados en consideración. Por ejemplo, la lucha contra la pobreza, contra la destrucción del medio ambiente, son asuntos que deben ser considerados… Vivimos en profundas redes de interdependencia radical que la ideología del individualismo niega. Hay que pensar la interdependencia como una condición humana, pero también como condición de todos los seres sintientes. Esto nos brinda una nueva perspectiva política menos centrada en cuestiones de territorio y de soberanía que en el reconocimiento de la dependencia mutua. El cuerpo es un buen punto de partida, porque como cuerpos somos vulnerables y dependientes.
  
   INGER ANDERSEN, directora del PNUMA. El auxilio a la biodiversidad será clave en toda estrategia a largo plazo para contener pandemias…. Dado que el mundo ha visualizado un terrible futuro a través de la lupa del coronavirus, espero que los tomadores de decisiones y los inversores comprendan que nuestro planeta, en un escenario de 3 a 4 grados más de temperatura nos llevaría hasta un nivel completamente distinto de incertidumbre respecto al que muestra la actual crisis sanitaria.
  
   DALAI LAMA. Si, debido al calentamiento global u otros problemas ambientales, la tierra no puede sostenerse por sí misma, no hay otro planeta al que podamos trasladarnos. Tenemos que tomar medidas serias ahora para proteger nuestro medio ambiente y encontrar soluciones constructivas al calentamiento global. Cuando vemos fotografías de la Tierra desde el espacio, no vemos fronteras entre nosotros, sólo este planeta azul. Ya no es el momento de pensar sólo en «mi nación» o en «nuestro continente». Existe una necesidad real de un mayor sentido de responsabilidad global basado en el sentido de la unidad de la humanidad.
  
   FERNANDO VALLADARES, biólogo. Para enfrentar pandemias futuras la mejor protección es la naturaleza. Es la mejor vacuna, y nos la hemos cargado. No me cansaré de repetirlo: la naturaleza hace una protección integrada. Igual no es perfecta, pero su protección es de amplio espectro, no te cuesta dinero, es sostenida y cumple muchas otras funciones…. Todo virus, bacteria, etc. es parte del ecosistema. Si no nos afecta antes, o no nos afecta nunca, es en parte porque los ecosistemas están equilibrados… El calentamiento global provocará mayores daños que este virus. Fíjense en las implicaciones económicas, sociales y psicológicas de este pequeño desajuste. Pues esto es un ensayo.
  
   YAYO HERRERO, antropóloga, ingeniera técnica y educadora social. Cualquier propuesta que no sea universalizable no es válida porque es injusta. Cualquier cosa que no es universalizable no es un derecho, sino un privilegio… El sistema económico capitalista y todo el armazón cultural que le acompaña se han desarrollado en contradicción con las dos dependencias materiales que permiten la vida. Ignoran la existencia de límites físicos en el planeta y ocultan y minusvaloran los tiempos necesarios para la reproducción social cotidiana. Crecen sin observar límites a costa de la destrucción de lo que precisamente necesitamos para sostenernos en el tiempo…
   Resolver los problemas en condiciones de justicia y de equidad significa que haya sectores que pierdan privilegios, y a lo largo de la Historia han sido pocas las veces que hayamos visto a los privilegiados renunciar a sus privilegios. Eso implica que sea necesario crear un gran movimiento social, una gran movilización
   de base sobre una gran conciencia de que necesitamos estos cambios… La crisis está inserta también en una crisis civilizatoria que tiene ramificaciones ecológicas sociales, económicas y de cuidados.
  
   JEREMY RIFKIN, economista y sociólogo. Lo primero que debemos hacer es tener una relación distinta con el planeta. Cada comunidad debe responsabilizarse de cómo establecer esa relación en su ámbito más cercano. Y sí, tenemos que emprender la revolución hacia el Green New Deal global, un modelo digital de cero emisiones; tenemos que desarrollar nuevas actividades, crear nuevos empleos, para reducir el riesgo de nuevos desastres. La globalización se ha terminado, debemos pensar en términos de glocalización. Esta es la crisis de nuestra civilización, pero no podemos seguir pensando en la globalización como hasta ahora,
   se necesitan soluciones glocales para desarrollar las infraestructuras de energía, comunicaciones, transportes, logísticas, …
  
   NOAM CHOMSKY, filósofo, lingüista. Cambiar la manera en la que nos relacionamos con la naturaleza. Eso depende de la gente joven. Depende de cómo la población mundial reaccione. Esto nos podría llevar a estados altamente autoritarios y represivos que expandan el manual neoliberal incluso más que ahora. La clase capitalista no cede. Piden más financiamiento para los combustibles fósiles, destruyen las regulaciones que ofrecen algo de protección…No hay nada malo con la globalización. La pregunta es qué forma de globalización. La que se ha desarrollado ha sido bajo el neoliberalismo. La crisis pone de manifiesto profundos defectos en los modelos económicos imperantes, defectos que pronto provocarán crisis mucho peores, a menos que se tomen medidas importantes para evitarlos. Por terrible que sea la crisis del coronavirus, habrá recuperación. No habrá recuperación del calentamiento global si no se controla.
  
   YUVAL NOAH HARARI, historiador. Más allá de entender la necesidad de más solidaridad mundial, creo que esta crisis podría enseñarnos a encarar de manera más efectiva algunos otros problemas mundiales, como el cambio climático. Estos últimos años se ha hablado mucho sobre el peligro de una epidemia y los gobiernos y los ciudadanos no han invertido esfuerzos suficientes para prepararse, porque siempre es más fácil enfocarse en las preocupaciones inmediatas que en peligros futuros. Pero ahora nos damos cuenta de que fue un error enorme no prepararnos para esta eventualidad, y espero que aprendamos la lección con relación
   al cambio climático: que es mejor invertir dinero ahora para evitar el peor escenario, que no esperar que la crisis nos golpee y sea demasiado tarde. Otra lección positiva es la importancia de la educación científica y la confianza en la ciencia y en sus expertos. Estos años hemos visto un crecimiento de los populismos, con políticos socavando la confianza de la gente hacia la ciencia, pintando a los expertos como una élite desconectada de la gente a la que no debemos escuchar. Ahora entendemos la inmensa importancia de escuchar a estos expertos, que nos digan qué pasa y qué tenemos que hacer.
  
   IGNACIO RAMONET, director de Le monde diplomatique. Se habla ahora abiertamente de nacionalizar, de relocalizar, de reindustrializar, de soberanía farmacéutica y sanitaria. Se vuelve a usar una palabra que los neoliberales estigmatizaron, acorralaron y desterraron: solidaridad. La economía mundial se encuentra paralizada por la primera cuarentena global de la historia. En el mundo entero hay crisis, a la vez, de la demanda y de la oferta. Esta traumática experiencia debe ser utilizada para reformular el contrato social y avanzar hacia más altos niveles de solidaridad comunitaria y mayor integración social. En todo el planeta, muchas voces reclaman ahora unas instituciones económicas y políticas más redistributivas, más feministas y una mayor preocupación por los marginados sociales, las minorías discriminadas, los pobres y los ancianos. El concepto de ‘seguridad nacional’ debería incluir, a partir de ahora, la redistribución de la riqueza, una fiscalidad más justa para disminuir las obscenas desigualdades, y la consolidación del Estado de bienestar. Sería inteligente anticipar también la próxima crisis climática, que podría sorprendernos pronto, igual
   que lo hizo el SARS-CoV-2… Detener el consumismo furioso y acabar con la idea del crecimiento infinito. Nuestro planeta no puede más. Agoniza… Es imperativo acelerar la transición energética no contaminante y apresurarse en implementar lo que los ecologistas reclaman desde hace tiempo, un “Green New Deal”, un ambicioso Acuerdo Verde que constituya la nueva alternativa económica mundial al capitalismo depredador.
  
   NAOMI KLEIN Escritora y directora de cine. Naomi Klein dice, que bajo los efectos del ‘capitalismo del shock’, los defensores del sistema –Gobiernos ultraliberales, fondos especulativos, empresas transnacionales, mastodontes digitales– consolidan su dominación
   y manipulan la crisis para crear más desigualdades, mayor explotación y más injusticias… Es preciso impedir que la pandemia sea utilizada para instaurar una Gran Regresión Mundial que reduzca los espacios de la democracia, destroce aún más nuestro ecosistema, disminuya los derechos humanos, neocolonice el Sur, banalice el racismo, expulse a los migrantes y normalice la cibervigilancia de masas. Cuando planteo que la del cambio climático es una batalla entre el capitalismo y el planeta, no estoy diciendo nada que no sepamos ya. La batalla ya se está librando y, ahora mismo, el capitalismo la está ganando con holgura. La gana cada vez que se usa la necesidad de crecimiento económico como excusa para aplazar una vez más la muy necesaria acción contra el cambio climático, o para romper los compromisos de reducción de emisiones que ya se habían alcanzado.
  
   Agenda Latinoamericana Mundial 2021

Sobre el contenido

Buscamos temas actuales para mantener informada a la sociedad sobre los acontecimientos más relevantes a nivel local, nacional e internacional.

Notas recientes:

Colegio Fray Jacobo Daciano