“Hay niños que no han visto la luz del sol durante un mes y medio en Mariúpol”

“Hoy nuestra catedral se ha convertido en el centro de peregrinación de las tropas ucranianas que acuden allí para adquirir de la victoria del Salvador Resucitado, el poder para defender su tierra”, dice Su Beatitud Sviatoslav Shevchuk.

 (ZENIT Noticias / Kiev, 26.04.2022).- En el día de la fiesta principal de la catedral primada de los greco-católicos, el arzobispo mayor subraya este hecho y comparte algunas informaciones acerca de la peregrinación que soldados ucranianos han hecho a la catedral -dedicada a la resurrección de Cristo- para pedir la victoria sobre el invasor ruso.

***

¡Cristo ha resucitado!

Queridos hermanos y hermanas en Cristo

Hoy es lunes de Pascua y Ucrania vive 61 días de guerra. El comienzo del tercer mes de confrontación nacional, de resistencia a la agresión rusa.

En este lunes 25 de abril de 2022 por un lado estamos viviendo la alegría de la Pascua, pero por otro vemos cómo el enemigo ni un minuto deja de matar incluso en estos días santos.

En particular anoche con ataque de misiles, el enemigo volvió a destruir la región de nuestra Poltava. Atacó a las tropas a lo largo de la línea de frente… Nos preocupan las personas que viven cerca de estas zonas de guerra…

Llora la herida Kharkiv que sigue siendo bombardeada y a la que le disparan incluso desde el territorio de la Federación Rusa. Allí incluso ayer hubo explosiones y bombardeos.

Estamos preocupados y rezamos por la heroica Mariúpol. Ya es el tercer mes que sigue en pie. Van tres meses que se mantiene. Mariúpol es en efecto una ciudad mártir. Vemos cómo los ocupantes de la ciudad empiezan a cavar nuevas fosas comunes para miles de personas que arrojan en ellas.

Azovstal era un antiguo gigante de la industria siderúrgica ucraniana. Se ha convertido ahora en una fortaleza. Hay muchísima gente en sus sótanos. Hay niños que no han visto la luz del sol durante un mes y medio. Mariúpol clama por la paz: – ¡Paren esta guerra! Hagan todo lo que puedan para salvar la vida de la gente… –


Estamos viendo otra gran desgracia: los ocupantes están desmantelando masivamente nuestras fábricas y empresas en los territorios que han ocupado. Los llevan a Rusia, y esas fábricas las convierten en campos de concentración donde llevan a cabo las así llamadas acciones de filtración: algunos son fusilados, otros son deportados a Rusia, otros son movilizados a la fuerza al ejército ruso.

El pueblo ucraniano clama, grita al cielo y al mundo: pide solidaridad, pide salvación, pide ayuda. A la vez Ucrania se mantiene en pie. ¡Ucrania está luchando! Ucrania celebra la Pascua…

Hoy, en este Lunes Santo, celebramos la fiesta patronal de nuestro templo Catedral Patriarcal de la Resurrección de Cristo en Kyiv. Esta Catedral es el templo principal de nuestra Iglesia y es el corazón de la comunidad mundial de ucranianos, comunidad que reúne tanto a los hijos de la Iglesia en Ucrania como a aquellos que están dispersos en los distintos rincones del mundo.

Esta catedral es un verdadero regalo de Dios para el pueblo ucraniano. Situada en la orilla del río Dnipró, se convirtió en una verdadera casa madre. En casa de salvación de la vida para sus hijos. Vimos cómo durante el Maidán, la Revolución de la Dignidad; se convirtió en un refugio de calor para sus hijos. Lugar donde se vendaban las heridas, se curaba a quienes necesitaban atención médica de urgencia… Durante la pandemia, se abrió allí un centro de vacunación para quienes tuvieran que vacunarse y un centro en el que se podían tomar prestados tubos de oxígeno para salvar vidas. Durante la guerra, sus criptas se convirtieron en refugio antibombas donde rescataron, vistieron, calentaron, alimentaron y trataron a unas 500 personas, casi cada día y cada noche.

Esta catedral realmente nos reúne y es un regalo de Dios para nosotros. Es un testimonio de cómo la Iglesia, como Madre, sirve a su pueblo. Predicar la Palabra de Dios, predicar la fe en Jesús Resucitado. Dar a la gente protección y esperanza.

Sabemos que después de la Resurrección, Jesucristo vino a sus discípulos, se les apareció con su Cuerpo Resucitado. Pero siempre hizo falta alguien que creyera en el Resucitado, para que todos pudieran reconocer a nuestro victorioso Salvador. Por eso hoy, los fieles se reúnen en nuestra Catedral Patriarcal, para mostrar a Ucrania y al mundo a Cristo Resucitado.

Hoy nuestra catedral se ha convertido en el centro de peregrinación de las tropas ucranianas que acuden allí para adquirir de la victoria del Salvador Resucitado, el poder para defender su tierra.

Hoy rezamos por todos los benefactores de nuestra Catedral Patriarcal, que aún no está terminada, para que se termine la construcción de este edificio de alcance nacional. Hoy también rezamos por todos los que necesitan la fuerza espiritual que irradia esta Catedral Patriarcal.

Oh Dios, bendice a Ucrania. Oh Dios, bendice al ejército ucraniano. Oh Dios, permite que cada uno de nosotros se encuentre Contigo, Contigo Resucitado. Que cada uno pueda conocerte a Ti, en Ti creer y Contigo vivir.

La bendición del Señor y su misericordia descienda sobre ustedes por su divina gracia y amor y permanezcan ahora y siempre y por los siglos de los siglos, amén.


¡Cristo ha resucitado! ¡Realmente resucitado!

¡Alabado sea Jesucristo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Deja un comentario

Adquiere el libro

Un viaje a través de la historia del periódico Guía.

Colegio Fray Jacobo Daciano

Gracias por visitarnos