Vaticano pone ambulatorio para detectar cáncer de mamá en plaza de San Pedro

En el primer día, unas 40 mujeres fueron atendidas por la clínica y el Dispensario de Santa Marta, pudieron someterse a pruebas diagnósticas para detectar el cáncer de mama. Si alguna de las mujeres tuviera un problema, se le asistirá con exámenes adicionales y todos los tratamientos necesarios.

 (ZENIT Noticias / Ciudad del Vaticano).- Encontrar un lugar para hacerse un chequeo médico es algo que probablemente no cruza por la mente de la mayoría de las personas que viven en la calle. Sus vidas son una lucha diaria por encontrar comida, refugio seguro y facilidades básicas de higiene.

Desde el inicio de su pontificado, el Papa Francisco ha reconocido esta necesidad y ha respondido a través del Cardenal Konrad Krajewski, el Limosnero Pontificio, creando instalaciones como duchas bajo la Columnata de la Plaza de San Pedro, alojamientos como el ‘Don de la Misericordia’ en Via dei Penitenzieri y la clínica ‘Madre de la Misericordia’ bajo la Columnata.

El jueves 18 de abril, se estableció en la Plaza del Vaticano la Caravana de Prevención, como resultado de una colaboración entre el Dicasterio para el Servicio de la Caridad y Komen Italia. La asociación está dedicada a la prevención y lucha contra el cáncer de mama en colaboración con la Fundación Policlinico Universitario IRCCS Agostino Gemelli y Gemelli Isola.

La caravana estará presente en el Vaticano cada dos meses. Se ha colocado un lazo rosa, símbolo de prevención e investigación sobre el cáncer más extendido entre las mujeres, fuera de la clínica ‘Madre de la Misericordia’.

En el primer día, unas 40 mujeres fueron atendidas por la clínica y el Dispensario de Santa Marta, pudieron someterse a pruebas diagnósticas para detectar el cáncer de mama. Si alguna de las mujeres tuviera un problema, se le asistirá con exámenes adicionales y todos los tratamientos necesarios.

Esta iniciativa es solo una de las muchas llevadas a cabo por la clínica ‘Madre de la Misericordia’. Abierta por deseo del Papa Francisco, la clínica se ha convertido en una realidad funcional.

Desde el 1 de enero de 2024, se han proporcionado 4.429 servicios de salud, incluidas 2.054 consultas médicas generales, 1.901 consultas especializadas, 115 visitas dentales, se realizaron 359 pruebas de laboratorio y se entregaron 4199 cajas de medicamentos. La clínica opera gracias al apoyo de 80 médicos, enfermeras, paramédicos y técnicos que ofrecen voluntariamente su tiempo y profesionalismo para atender a los más vulnerables.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Deja un comentario

Adquiere el libro

Un viaje a través de la historia del periódico Guía.

Colegio Fray Jacobo Daciano

Gracias por visitarnos