‘Vacaciones mortales’: ¿Qué hay detrás del asesinato de turistas extranjeros en Ensenada?

La fiscal de BC, María Elena Andrade Ramírez, señaló que un grupo de delincuentes se acercaron a los turistas para robarles las llantas de una pick-up.

Con la intención de robarles las llantas de un pick-up, delincuentes asesinaron con disparos en la cabeza a los hermanos australianos Jake Robinson y Callum Robinson, y al norteamericano Jack Carter, turistas que habían arribado a la delegación de Santo Tomas en Ensenada, para practicar surfismo.

“Pasan los agresores a bordo de un vehículo Ford Ranger color blanco, al tener a la vista el vehículo tipo pick-up marca Colorado, color blanco también, propiedad de las víctimas, se acercan con ánimo de apoderarse del vehículo tipo pick-up para extraer las llantas y otras piezas y ponerlas en el pick-up que ellos conducían”, relató la fiscal de Baja California, María Elena Andrade Ramírez.

“Los agresores sacan un arma que tenían en su poder, un arma de fuego y privan de la vida primero al que, en el inicio, se opuso al robo del vehículo, posteriormente se les echan encima los otros dos para defender su patrimonio y ver la agresión a su compañero y también los privan de la vida”, añadió la fiscal.

Tras asesinarlos, los homicidas arrastraron los cuerpos a uno de los pick-up, para llevarlos al pozo donde las autoridades los localizaron, el pasado viernes 3 de mayo; el lugar está a unos siete kilómetros de distancia de donde acampaban los turistas.

La desaparición ocurrió el pasado 27 de abril y, al momento de ser encontrados, presentaban señales de descomposición de un lapso de entre seis y siete días, de acuerdo con el director general de ciencias forenses de la Fiscalía General del Estado de Baja California.

Con lo anterior, existen posibilidades de que el mismo día que ya no se supo de los turistas fue cuando se suscitaron los crímenes; el reporte de no localización fue presentado a la autoridad hasta el 30 de abril.

El lugar donde se encontraban acampando los hermanos australianos y su amigo estadounidense es de difícil acceso, sin señal de internet y telefonía celular, factores que incidieron en el robo, según palabras de la fiscal de Baja California.

Esta última descartó que se trate de una zona controlada por algún cartel delictivo, haciendo hincapié en que fue un robo.

Un varón y una mujer fueron detenidos en primera instancia por posesión de metanfetaminas, pero al encontrarles el equipo celular de una de las víctimas se les comenzó a investigar por los crímenes, habiendo un tercer implicado, Jesús Gerardo, alias “El Kekas”, detenido por el delito de desaparición.

No obstante, a los tres también se les podrá juzgar por los homicidios si así lo determina la investigación.

Los padres de los hermanos australianos, Jake Robinson y Callum Robinson, así como los progenitores del norteamericano, Jack Carter, arribaron el pasado 4 de mayo para identificar los cuerpos de sus hijos, diligencia que concluirá la tarde-noche de este domingo.

María Elena Andrade Ramírez, señaló que hay que esperar el reconocimiento, indicando que hay altas posibilidades que sean los turistas los que fueron localizados en el pozo en Santo Tomas, Ensenada.

A causa de los homicidios la Asociación de Surfing de Baja California y la comunidad surfista de Ensenada se manifestaron en el puerto.

“Este acto atroz no solo ha impactado profundamente a quienes practicamos este deporte, sino que también ha sacudido los cimientos de nuestra comunidad costera, que siempre ha sido un refugio de paz y camaradería entre los amantes del surf”, compartió la asociación por medio de un comunicado.

“Instamos a las autoridades competentes a que se realice una investigación exhaustiva y transparente para llevar a los responsables de este acto de violencia ante la justicia”, agrega el texto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Deja un comentario

Adquiere el libro

Un viaje a través de la historia del periódico Guía.

Colegio Fray Jacobo Daciano

Gracias por visitarnos