Pueblos mágicos // El Oro

Un Pueblo Mágico con toques bohemios y europeos

Rodeado de una espesa vegetación que comprende pinos y cedros, El Oro, en el Estado de México, es un destino marcado por su arquitectura con toques europeos.

Considerado una de las antiguas glorias mineras en el Estado de México, el Pueblo Mágico El Oro cuenta con un encanto bohemio, donde sus construcciones tienen un brillo europeo que cautiva a los viajeros.

Rodeado de bosques de pino y cedro, gracias a su clima templado sub húmedoEl Oro también es considerado uno de los santuarios de la mariposa monarca, ya que llegan a esta zona a descansar después de su largo viaje proveniente del norte de América.

Al recorrer sus calles empedradas encontrarás edificios coloridos que parecen traídos de Europa, donde podrás pasar una tarde en su Jardín Madero, conformado por bancas y una densa arboleda que te permitirá admirar la vida cotidiana de los habitantes de este Pueblo Mágico.

Una de las bellezas arquitectónicas que destacan en El Oro es su Teatro Juárez, de estilo art Nouveau, que data de 1907, donde se concentraba la élite de la alta sociedad y que hoy es un teatro activo que ha sido restaurando donde se ha presentado la Orquesta Sinfónica del Estado de México.

Otro punto imperdible en este Pueblo Mágico es el Palacio Municipal, de estilo neoclásico, considerada la segunda casa de ayuntamiento. Fue declarado Monumento Histórico por el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH). En la entrada encontrarás el Mural “Génesis Minero” creado por el pintor Manuel D’Rugama, que retrata la vida de los habitantes a inicios del siglo XX y cuyo interior también refleja un estilo Art Nouveau.

La Presa Brockman, que data de 1905, es uno de los puntos que los viajeros suelen visitar en El Oro, al ser considerado un inmenso espejo de agua rodeado de pinos y cedros, así como de fincas cabañas que pueden rentar.

En temporadas de lluvia la cascada “El Mogote” se convierte en un atractivo turístico con sus puentes colgantes enormes formaciones rocosas, a sólo unos minutos de la Cabecera municipal.

En cuanto a gastronomía, podrás encontrar desde barbacoa, carnitas, moles de todos tipos acompañados de carne de guajolote, así como su tradicional “chiva”, un licor que los lugareños consideran cura el “espanto”.

Un paseo por sus locales de artesanía se hace obligatorio, donde se especializan en cerámicadulces regionalescestos tejidosorfebrería entre muchos otros.

Sin duda, el Pueblo Mágico El Oro es un excelente destino para redescubrir las maravillas que hay en México, un lugar instagrameable donde saborear su rica arquitectura y gastronomía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Adquiere el libro

Un viaje a través de la historia del periódico Guía.

Colegio Fray Jacobo Daciano